La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Opinión >>       Colaboraciones >>        Búsquedas
CONTRAQUERENCIA
MADRID, ESTAFA DEL TOREO
 
Una estafa, eso es lo que están cometiendo tarde tras tarde los Lozano con el público de Madrid, un público que llena a diario una plaza que no le ofrece más que un espectáculo fraudulento y carente de la más mínima seriedad organizativa.
 
¿Qué hace el Centro de Asuntos Taurinos de la CAM? ¿para que sirve?. La gente aguanta dos horas y media de espectáculo infumable, vemos salir por chiqueros toros tullidos que se desploman al primer capotazo, vemos toros anovillados, descastados, mansos e inválidos que hacen de la lidia una carnicería, el animal es masacrado sin piedad por todo el que se pone delante, la suerte de varas ha desaparecido por completo, estamos hartos que estos "verdugos" montados sobre "tanquetas" masacren a los toros, puyazos caídos, les tapan la salida por norma  a todos los toros, pero lo que es más grave es que estos señores, que van de oro por cierto, están a las órdenes de unos señores que tiene como profesión la de ser matadores de toros, que permanecen ausentes, no tiene afición ninguna, y un escalafón sin afición aboca irremisiblemente al espectáculo a un aburrimiento generalizado.
 
La plaza de Las Ventas ya no es la cátedra del toreo donde las figuras vienen a reivindicar el porque se les denomina así, es tarde tras tarde una encerrona de la que todos los años sale revalorizado algún torero desconocido a base de tener una lucha dramática con un toro manso y complicado, porque la verdad es que los olés ya no se oyen en una plaza agotada y exprimida hasta unos límites preocupantes.
 
Esta está siendo una mala feria, a fecha de hoy nadie a cortado dos orejas a un toro, tan solo ha habido dos o tres astados bravos que se lo pusieron en bandeja al coletudo de turno, pero por unas causas o por otras no pudo ser. Los aficionados de Madrid reducidos como los osos a los reductos de los tendidos 6 y 7 se han quedado solos a la hora de exigir a la empresa, autoridad, veterinarios y CAM un espectáculo acorde con la categoría de Madrid, y no solo eso, además se les tacha de intransigentes e inconformistas cuando lo que hacen es no permitir que Las Ventas se convierta, y la batalla la están perdiendo, en una plaza de pueblo.
 
Como pasa en este bendito país la culpa es de los que pagan, encima. Pero si hay culpables, y son además reincidentes, una empresa acomodada que busca el beneficio a costa de un público maniatado al que le tiene secuestrado con la obligación de renovar año tras año un abono sin los atractivos suficientes que justifiquen el desembolso que tenemos que realizar, y que además no tiene participación alguna en el entramado organizativo de la feria; los Lozano están acabando con la ilusión de una afición que es denostada, insultada y humillada con lo que pasa en el ruedo. La CAM copartícipe del desastre mira hacia otro lado menos cuando pide las cuentas, eso es lo único que importa en realidad. Y los medios de comunicación vendidos al poder son sobornados en la sombra, se limitan a realizar sus crónicas y a veces justifican lo injustificable, pero ninguno pone el dedo en la llaga, nadie hace eco del sentir de un público hastiado de tanta vergüenza. La cobertura en abierto de las televisiones es paupérrima, no emiten programas taurinos, solo se mantiene un Tendido Cero relegado a las peores franjas horarias, y tenían que dejar de dar por televisión esta feria por el bien de La Fiesta, lo único que hacen es aburrir, es decir, aquí nos podemos desesperar de dos maneras, yendo a la plaza o quedándote en casa viendo la corrida por la tele, en ambos casos la gente paga, ¿para qué?.
 
Ni toros, ni toreros, ni empresarios, ni autoridades, ni periodistas están por la labor de encauzar un espectáculo, eso si, cobrar, cobran todos, muchos de ellos por no hacer nada.
 
No sabemos que hacer, salimos roncos de defender algo por lo que pagamos y son plegarias al abismo, nadie escucha la llamada de SOS de una afición que ve como la Fiesta se derrumba y cae en una mercantilismo que se rige por el poder del dinero.
 
Tiempo al tiempo, pero esto no va acabar bien, la gente se cansará de pagar y cuando dejemos de ir a la plaza vendrán los lloros, y por supuesto que seremos los aficionados los culpables.
 
Un abrazo.
 

José Manuel


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.