La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Opinión  >>         Colaboraciones  >>       Búsquedas
CONTRAQUERENCIA

FINALES DE LA TEMPORADA DEL 2002...

 

Todos los años, cuando llega Octubre, normalmente y a falta de lo que suceda en la Feria de Otoño de Madrid y en Zaragoza, prácticamente está "to el pescao vendido". Unos porque ya están haciendo balance de la temporada que acaba de concluir y otros porque están preparando las maletas, para hacer cada vez la más maltrecha temporada americana.

 

Pero este final de temporada, está siendo pródigo en noticias, desde luego que esta del 2002, no ha sido una temporada más, va a cambiar algunas cosas y además importantes de cara al 2003.

 

Empecemos por el "boom", de la retirada, hasta luego o lo que sea de José Tomás, porque como este no da ninguna explicación, tampoco sé con certeza lo que pasará.

Desde luego y esto lo quiero dejar bien claro, no se va un cualquiera. José Tomás ha marcado con su toreo los últimos seis o siete años de la Fiesta, unas veces para bien y otras para no tan bien.

 

Yo he visto dos toreros bien distintos en estos años. El José Tomás de la primera parte de su carrera, es un torero más puro, con más ganas, con mas ilusión, más comprometido con su profesión y desde luego con mucha más garra. Con ese coraje y ese pundonor, que en muchas ocasiones le hacían atropellar la razón. Pisando terrenos inverosímiles, haciéndonos ver a los aficionados y al público en general, muchas cosas que no estábamos acostumbrados a ver en las plazas, su toreo generaba una sensación de peligro continuo, emoción sin límites, que se transmitía del  ruedo al tendido, dejando muy claro que lo que estaba pasando abajo no era una cosa cualquiera, era diferente a lo de otros días. Esto para mí, es seguramente la parte más importante del toreo, porque es fundamental para el espectador y no digamos para el aficionado, saber que lo que está sucediendo en el ruedo, no lo hace cualquiera, esa es una de las principales aportaciones de José Tomás a la fiesta.

 

Fijaos si es importante de lo que hablo, que José Tomás con un repertorio bastante corto, ha sido capaz de llenar, no sólo el ruedo, la plaza entera. Repertorio corto,  pero a la vez  toreo fundamental ¿o qué es el toreo?, Verónica, Natural y Estocada. Lo demás no es que sobre, pero a mi entender es accesorio.

 

También y por hacer justicia, habría que hablar de Chicuelinas, se me vienen a la cabeza media docena de ellas una tarde en Madrid, que a mí me saltaron las lagrimas, es más, no podía hablar de la emoción que sentía en esos momentos que no olvidaré nunca. O esas Gaoneras más que ajustadas, Manoletinas interpretadas de una forma tan personal y diferente, que todavía me estoy preguntando por dónde salió el toro.

 

Pero ha sido sin duda alguna para mi gusto el Natural, lo mejor de este torero, ese natural buscando el pitón contrario del toro, presentándole la muleta planchada, sin trampa ni cartón, obligando al  toro hasta límites imposibles, sin perder un solo paso, es más, ganando siempre terreno, enganchando al toro adelante y llevándole conducido hasta atrás del todo, obligándole una y otra vez a girar sobre sí mismo y a su vez sobre la cintura del torero, quedándose toro y torero en perfecta sintonía para engarzar el siguiente muletazo, eso y sólo eso, es torear al natural.

 

Hasta aquí todo muy bien, pero en este torero como ya dije al principio, hay una segunda parte que a mi modo de ver presenta tonos más bien grises. José Tomás desde hace dos o tres temporadas, no parece ser el mismo, combina grandes actuaciones con otras de verdadero desastre. Está mucho más abúlico, más espeso, tarda más en ver los toros, demasiadas tardes parece que no está, parece como si le diera igual estar bien o mal. Incomprensible a todas luces en este torero. Es  más,  hasta deja su carrera en manos de  su apoderado  Enrique Martín Arranz.

 

Su apoderado se equivoca y es cuando empiezan los líos, corridas de medio pelo, baile de corrales, toros devueltos y todas esas cosas impropias de una figura de la categoría de José Tomás. A todo este cúmulo de desatinos, debemos sumarle que el torero no está bien, es más, está  muy  mal.

 

El toro que se le va vivo en Salamanca, siempre lo considere una anécdota, pero qué decir de la misma circunstancia en Madrid, de vergüenza, de falta de vergüenza torera, pues no me parece de recibo meterse al callejón y aguantar la bronca. No, y mil veces no, un profesional mata al toro como pueda, pues para eso está contratado y a muy buen dinero. José  Tomás,  mate usted al  toro y  menos cuentos.

 

Por terminar con este asunto, personalmente me parece que hace bien el torero en tomarse un descanso, le servirá para reflexionar, para aclarar sus posibles dudas, para replantearse de nuevo su carrera, para...

 

Si decide volver a vestir el traje de luces, que lo haga, pero eso sí, con todas sus consecuencias y teniendo muy claro lo que quiere, yo  no soy  nadie para darle ningún consejo, pero si me lo permite personalmente considero de vital importancia las siguientes premisas:

 

-         Cambiar de apoderado

-         Torear no más de 40/50 corridas por temporada y en plazas de relevancia

-         4 ó 5 " Gestos " de los de verdad, todos sabemos perfectamente a lo que me refiero

-         Matar todo tipo de corridas, esto es, corridas de toros, no " corriditas ".

 

A José Tomás le necesita la fiesta, por todo lo aportado hasta el momento y por lo que todavía puede aportar, que sinceramente pienso que puede ser mucho, pero lo que sí debe quedarle claro, es que si decide volver, debe ser para estar de verdad, para ser torero, simplemente torero, que no es poco.

 

Hablaremos ahora de uno que reaparece, José Miguel Arroyo "Joselito", está anunciado en Zaragoza, una de sus plazas mas emblemáticas. Me parece bien, pero José debería haber cuidado más la materia prima, el toro, va a lidiar seis en solitario, digo yo que por lo menos tres de ellos deberían de ser, de ganaderías más fuertes. Ya que hace el esfuerzo, que lo haga con todas sus consecuencias. El toro, sólo el toro, es la base fundamental para que esta reaparición sea un verdadero "gesto", de momento y hasta ver lo que sale por la puerta de chiqueros, para mí solamente es un "gestito". ¡Ojalá me equivoque!

 

También tenemos en puertas la despedida de Curro Vázquez, una pena, pero ya prácticamente  asumida por la afición, porque Curro ya hace algún tiempo que no estaba en esto. Yo personalmente le deseo que le vaya bonito, siempre ha sido uno de mis toreros preferidos. En mi  memoria siempre van a quedar, sus verónicas, naturales, trincherazos y demás repertorio que realizaba con verdadero regusto, yo, Curro te voy a echar de menos.

 

Lo que verdaderamente siento Curro, es que no te despidas en Las Ventas, porque ésta ha sido y  es  tu  plaza. ¿ O no Curro ?

 

En fin, que ya sólo nos queda la Feria de Otoño en Madrid, la excursión a Zaragoza de todos los años  y  poco más. Luego los balances de la temporada y las tardes de invierno, al calor de la lumbre, esperando que llegue Marzo  y con él, la ilusión de siempre. Porque en el fondo por esta época yo estoy deseando que llegue Marzo.

 

JUAN LABELLA MAZAIN

Arriba


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.