La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Opinión >>   Firmas >>    Olegario "El Olé" >>        Búsquedas

CONTRAQUERENCIA

ALGUNOS FESTEJOS RETRASADOS 1

 

Termino la primavera y comienza el verano. Después de S. Isidro son varias las ganaderías y toreros  que nos deben hacer reflexionar:

 1.      SEVILLA: Un año más sin poder acudir a la feria - ya van tres - y a la interesante semana “torista” con hierros como: Cuadri, Palha, Victorino... No obstante aficionados y amigos de toda mi confianza como Santiago Jiménez, abonado la temporada pasada de 2004 a las plazas de las Ventas, Bilbao, Ceret y asiduo en Zaragoza; el comentarista de Radio Libertad, abonado de las Ventas, Ceret y asiduo a muchas otras plazas de primera; y  Luis Miguel Barrado abonado de las Ventas, Ceret y también asiduo a muchas plazas de primera - entre los tres  fácilmente sobrepasan  las 200 corridas anuales - me comentarón: a) el Cid toreo caro. b) La corrida de Victorino fue chica pero interesante, le faltó más caballo aunque cumplió. c) Serafín Marín bien. d) Pepín Liria toreo. d) El toro de Folque de Palha, un buen toro.

 

2.      ADOLFO MARTÍN: En el apartado del día de su corrida en la feria isidril había tres toros cojos. La corrida era muy desigual y justa de trapío para Madrid. Ahora bien, se la notaba encastada.

 

Los toros en el apartado estaban nerviosos y mantenían el orden constantemente. Me explicaré: Estaban en dos corrales separados tres y tres. En los dos,  los toros se empujaban e incordiaban pero siempre mantenían el orden. Esto es:  si el toro de la izquierda molestaba al del centro y ocupaba su lugar desplazando a éste a la izquierda y conquistando el centro, al poco tiempo el desplazado sin aspavientos se las arreglaba para de una manera u otra colocarse nuevamente en el centro. Así transcurrió el preámbulo del apartado.

 

En el ruedo los toros cojos  por sus cojeras se defendieron más de la cuenta y sacaron todo tipo de complicaciones. Luis Francisco Espla con 29 años de alternativa a sus espaldas fue el más perjudicado y no tuvo ganas de jugarse la vida, los lidió y desde mi punto de vista  fue pitado en exceso – injustamente tanta bronca - no sólo por el publico sino por la “afición” que se había aliado con los toros de Adolfo. Pepín Liria incansable y lleno de pundohonor demostró una vez más que es un matador a tener en cuenta porque sabe lidiar y aún quiere exponer. El respetable se puso a favor de sus toros con peligro sordo y mirones en lugar de valorar más justamente el mérito del  murciano. Fernando  Robleño al que un día en Vic apoderé Napoleón, vino a demostrar el desastre de inicio de temporada que llevaba: Se le fueron dos toros buenos de éxito del Conde de la Corte el dos de mayo con los que no pudo y se le  fue un muy buen toro chico de Adolfo Martín. Toro, éste último, de tres varas gracias al protagonismo presidencial, toro que zigzagueo en los dos últimos encuentros mucho y toro que fue extraordinariamente picado en su segunda entrada. Un fenomenal toro.

 

Robleño en la faena de muleta en lugar de ponerse, aguantar y tragar paquete; decidió perder pasos y pasos y más pasos, con el torico andanrin y bastante bravo. Petardo de actuación.

 

3.      VICTORINO MARTÍN: Es necesario comprender que Victorino Martín ha conseguido casi todo en el “mundo ganadero” excepto dos cosas: PRIMERA que un torero se encumbre a primera figura gracias a sus toros. SEGUNDA – dicen los empresarios - que alguien le engañe y le robe la cartera.

 

La corrida de Madrid, mucho mejor presentada que la de su sobrino fue un lujo de “bravura” y de buenas intenciones para el torero. Cuatro toros muy buenos para torear. Incluso si me apuran los dos primeros demasiado tontos. Por la Mañana en el apartado dieron una lección de educación y “bravura” sólo comparable a los de Domingo Hernández y otros ganaderos similares.

 

La corrida de Madrid, entiendo, estaba elegida y bien para que el Cid triunfase. Y diré más, me parece lógico y felicito a Victorino porque todo le salió bien. Madrid se volvió loca con el Cid, el presidente entró como un espectador más  al trapo de la locura y se concedieron demasiadas orejas.

 

Por otro lado Encabo demostró no sólo ser un maestro, atentísimo y muy resuelto a las lidias,  sino además un pedazo torero que no duda en jugarse la vida en los momentos importantes de la temporada. Su segundo toro era  alimaña y con él dio la cara y le planteo pelea para engrandecer  la Fiesta que no es sólo toritos borregos o pastueños que se “dejan”.

 

El otro torero, Bolivar puso ganas y le falto todo lo demás.

 

Duda: ¿Cuánto le puede durar el Cid a Victorino? El Cid tiene un temple impresionante, una mala cabeza, un capote vulgar, una mala espada y no creo que sea  el Espartero. De momento dura pese a que muchos taurinos van a por él.

 

4.      CESAR RICÓN: Después de tanto niñato y torero pueril que en estos últimos años las empresas nos han querido hacer tragar, ha vuelto el Cesar a demostrar que el toreo no es cosa sólo de niñatos consentidos por sus apoderados.

 

Fíjense en un nombre, Cesar Jiménez pasó de Victorino a otro, a otro y ha terminado con Arranz y el torero triste. ¿Qué toros ve? De momento parece que la casa Chopera no traga. ¿Por qué iba a tragar? ¿Por estar hace dos años digno y bien en Bilbao?, ¿por su triunfo en Sevilla junto con otros muchos como los de Ordóñez....?  Poco badajee. Pero ¿qué se han creído los Joselito, Arranz y cía?

 

Cesar Rincon este año en Madrid ha escrito  negro sobre blanco que ser torero es una profesión de largo recorrido con altibajos, con cornadas, con bodas, hijos, bautizos, comuniones, familiares que se mueren, operaciones, enfermedades... y a las 5 de la tarde toca vestirse de luces, con ilusión o sin ella pero siendo un torero y no una “marioneta” de algún taurino listo. Creo que un chiquillo de 20 años por lo general no puede entender todo esto porque vive en una nube, la suya y la de los taurinos que le rodean; y no ha tenido suficiente tiempo para la reflexión y aceptar  la crudeza de una profesión en la que lo malo no son sólo las cornadas sino el querer torear, no tener ganas y  tener que hacerlo porque hay algo superior que obliga: la honradez, el honor y la grandeza; en una sóla palabra la TORERIA. A la mayoría de jóvenes esto les resbala y por eso duran lo que duran.

 

5.      JAVIER VILLAN: “Cuando veas a los miuras caerse el fin de los tiempos se acerca”.

 

D. Joaquín Vidal siempre  ganaba –desde mi punto de vista - a Villán en la crónica del día siguiente a la corrida. Mi buen amigo Santiago Jiménez leía a uno y a otro, y cuando me veía, decía:

 

-         Otro baño del de la codorniz – En referencia a la época de Vidal en la Codorniz.

 

Tan sólo dice y comparto con él que Villán estuvo por encima de Vidal en la crónica de las dos orejas de  Julio Aparicio en las Ventas, titulada: la Transubstanciación

 

Muerto Vidal con el que se podía estar en desacuerdo con sus juicios pero no en cómo los dictaba, nos queda tan sólo J. Villan que en este S. Isidro  ha recordado a M. de Cavia en varias ocasiones y con acierto y  ha escrito una crónica impresionante: la del día de los Miuras. ¡Ojalá nunca se cumpla! 

 

            Olegario “El ole”

 

  Atrás Arriba Siguiente

 

Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.